El auto-examen de mamas ha de realizarse por la mujer durante toda su vida; aún si está embarazada o después de la menopausia, con este método Se detecta hasta el 50% de los casos.

Se realiza mensualmente el quito o séptimo día tras el comienzo de la regla, o un día fijo al mes cuando la mujer ya no esta en periodo fértil (postmenopausea). Debe constar de inspección visual y palpaciones, para detectar cualquier cambio en los senos y axilas, es muy importante la zona de las axilas ya que la mayor parte de los cánceres de mama se producen en la área ligada a las axilas.

De pie, delante del espejo, observe si hay cualquier cambio de tamaño o de forma. Examine si la piel presenta hoyos, piel de naranja, pliegues o cualquier cambio en el contorno de los pechos. Vuelva a hacer la misma observación con los brazos levantados por encima de la cabeza y luego con las manos en la cintura.

    Presione ligeramente cada pezón para determinar si hay secreciones.  

    La siguiente palpación se realiza tumbada en la cama,con un brazo sobre  la cabeza y  una almohada o toalla dobladadebajo del hombro. Esta posición alisa el seno y  facilita el examen:

  1. Con los tres dedos centrales de la mano, realizar movimientos circulares alrededor de la mama presionando suavemente con la yema de los dedos y efectuando movimientos circulares, desde la periferia de la mama hasta el pezón. Resulta más fácil si antes se hidrata la piel.
  2. Movimientos verticales, para ello desplaza la mano para arriba y para abajo, cubriendo toda la mama.

    Deslizar la mano desde el pezón a la periferia de la mama y se regresa, hasta cubrir todo el seno.