EL CANCER DE MAMA EN EL HOMBRE

Del total de los carcinomas de mama, menos del 1% ocurre en hombres, el carcinoma de mama masculino es del 0,5 al 1% de los tumores de mama, y del 0,7% a 1,5% de los tumores malignos que afectan al hombre. Se han llevado a cabo varios estudios sobre el cáncer de mama en el hombre, destaca el realizado por Auviven y Curtis que reunieron 1778 casos que fueron registrados en Surveillance Epidemiology and End Results Program (SEER) y publicado en el año 2002.

La afección puede ser bilateral hasta en el 5% de los casos.


Investigaciones sugieren que el genoma del cáncer mamario en el hombre se encuentra en el brazo corto del cromosoma 8, mientras que en el caso de la mujer se encuentra en el brazo largo del cromosoma 7. En el 70 al 90% de los casos, la lesión se localiza en topografía central (retroareolar), lo cual difiere del cáncer de mama femenino que predomina en cuadrantes externos.

El tamaño tumoral varía al diagnóstico pero es frecuente encontrarlo en etapas clínicas localmente avanzadas, cuando se encuentra fijo a la piel o al músculo pectoral, además de encontrarse adenopatías axilares. La enfermedad tiene una ligera predisposición por la mama del lado izquierdo. El cáncer bilateral es un evento raro, ocurre en el 5% de los casos. El dolor óseo o la tos son comunes en la enfermedad metastásica.

El mayor problema que se observa es que se detecta un poco más tarde porque al darse pocos casos, se piensa en otras enfermedades.